martes, 16 de septiembre de 2014

Crítica: La Mejor Oferta (2013)


Sinopsis:
La película gira en torno a Virgil Oldman (Geoffrey Rush) un experto tasador y famoso agente de subastas de éxito. Virgil es frio y calculador, de hecho utiliza las subastas que hace para hacerse con piezas de arte que le interesan, usando la colaboración de su amigo Billy (Donald Sutherland). Un día recibe una llamada para ir a tasar la herencia de una joven. Dicha joven padece de agorafobia y no quiere relacionarse con nadie. El misterio de la chica hará que Virgil se interese cada vez mas por ella y por ciertos objetos de su colección. Debido a la conexión y la búsqueda de soledad de ambos, se establecerá una conexión entre ellos y Virgil empezará a cambiar.

Análisis:
Llevaba tiempo con ganas de ver esta película de Tornatore (Cinema Paradiso) tras ver el trailer y tengo que decir que me ha gustado mucho la película. Sigue las líneas típicas de Tornatore, con personajes peculiares, misterio y una narrativa que hace que se te haga corta pero así mismo parece algo diferente. Todo está detallado al milímetro y es cierto que es una película que invita a que la veas de nuevo, buscando detalles que te hayas perdido.

Tornatore usa el misterio de los personajes para meterte en su juego y desenlaza la película de forma previsible a medias (ya que ese final será uno de los muchos que te puedes ir imaginando a lo largo del film aunque nunca estarás seguro del todo de cual será).

Las interpretaciones muy buenas, sobre todo la de Geoffrey Rush, que está espectacular.

En definitiva una película muy recomendable, entretenida y que te hace sentir un monton de emociones en las 2 horas y pico que dura.

Nota: 8.

No hay comentarios:

Publicar un comentario